El sector forestal critica la mala gestión de las ayudas para la prevención de incendios forestales

 

Las empresas del sector de consultoría medioambiental de Andalucía quieren mostrar su rechazo a la pésima gestión administrativa que la Junta de Andalucía realiza de los fondos europeos destinados al bosque y dehesas andaluzas.

De nuevo, y tras siete años sin recibir ayudas de ningún tipo, la convocatoria de ayudas de prevención de incendios publicada en 2018, y que se cerró en octubre del mismo año, sigue aún sin resolverse. La Consejeríade Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible publicó el pasado día 13 de septiembre, una Resolución provisional, que se ha visto obligada a corregir y modificar debido a los errores en que ha incurrido la publicación. Dichas ayudas estaban dotadas con más de catorce millones de euros de los que, sin embargo, los propietarios de fincas forestales han solicitado poco más de cuatro millones, debido a los ínfimos precios de referencia y la exigencia de requisitos de difícil cumplimiento que se publicaron en la convocatoria. Además, y pese a la baja participación en la solicitud de dichas ayudas, en la actualidad se desconoce la cantidad finalmente concedida, cuando el plazo de resolución era de seis meses.

Respecto a las ayudas a la gestión forestal sostenible de la submedida 8.5, cuyas bases reguladoras fueron publicadas en el BOJA este verano, la propia Consejera prometió la apertura de convocatoria para la primera quincena de Septiembre, y a día de hoy aún no se tiene conocimiento de cuándo será abierta la convocatoria.

Por otro lado, las principales organizaciones sectoriales han puesto a disposición de la Administración su experiencia y conocimientos del sector, a fin de optimizar y agilizar la gestión de las ayudas, sin que los actuales responsables de la Consejería hayan considerado tenido en cuenta dicho ofrecimiento.

Todo ello sitúa al sector en un peligroso abismo que puede llevar al cierre de numerosas empresas con las consecuentes pérdidas de empleos, máxime si tenemos en cuenta que en el caso de las ayudas a la gestión forestal sostenible pendientes de convocatoria, la dotación es de cien millones de euros en fondos europeos.